LOS DESAFÍOS DEL PRIMER MES DEL AÑO PARA LOS ASESORES FISCALES Y CONTABLES

LOS DESAFÍOS DEL PRIMER MES DEL AÑO PARA LOS ASESORES FISCALES Y CONTABLES

Enero es un mes complicado para cualquier asesor contable y fiscal. Es el momento en el que todos los trabajos pendientes del año anterior se acumulan y se regularizan, además, se suman las obligaciones fiscales del nuevo ejercicio. ¿Quién dijo que las vacaciones de Navidad eran para descansar?

Para empezar, tenemos que hacer las declaraciones de IVA y de retenciones del año anterior, tanto trimestrales como anuales. Además tenemos que presentar algunos otros modelos que, aunque sean menos numerosos (declaración informativa de operaciones intracomunitarias y declaración informativa de donaciones entre otros), requieren su tiempo. ¡Qué lujo tener que volver a revisar facturas y justificantes que creíamos olvidados para asegurarnos de que no se nos ha escapado nada!

Pero eso no es todo. También tenemos que empezar a preparar la documentación del nuevo ejercicio fiscal. Hacer planes de negocio y presupuestos y… …por supuesto, no podemos olvidar la obligación de llevar la contabilidad al día. ¿Cuántas veces hemos tenido que hacer malabares para encajar todas las facturas y justificantes en el plazo establecido?

Con todo esto, es fácil entender por qué el estrés es un compañero inseparable de los asesores contables y fiscales cada mes de enero. Pero no podemos dejar que nos afecte demasiado porque, aunque la carga de trabajo es muy alta, también es cierto que estamos haciendo lo que más nos gusta: ayudar a nuestros clientes a gestionar sus negocios de la forma más eficiente y legal posible. Así que, a pesar del estrés, seguiremos adelante con ilusión y profesionalidad.

Marta Ruiz Molina

Graduada en Administración y Dirección de Empresas (ADE)

Comparte:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

TWITTER

eN VIVO

Verificado por MonsterInsights